La Niña lleva 21 meses en las carteleras y seguirá causando estragos – Tierras & Ganados

Posted on

sigue este blog

La versión actual del fenómeno ‘La Niña’ existe desde agosto de 2020. El cambio climático de los países latinoamericanos con costas en el Océano Pacífico, ha traído lluvias continuas a Colombia, con cantidades alarmantes provocando todo tipo de emergencias.

Al cierre del 12 de junio y en lo que va del año, las condiciones invernales reportadas por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) registraron 1.360 eventos como movimientos en masa, inundaciones, crecidas repentinas, huracanes, huracanes, tormentas de hielo y tormentas eléctricas. El impacto, dijo la entidad gubernamental, que recae en 510 municipios de 29 departamentos, es en casi todo el país.

Ahora, ante la pregunta que todos se hacen: ¿cuándo dejará de llover?, respondió, algo inusual, simplemente: desconocido. ¿Y por qué es desconocido? Porque el fenómeno de ‘La Niña’ está pasando por una fase (oscilante) bastante curiosa, según se desprende del informe de la agencia meteorológica, viene, afecta, descansa, vuelve, vuelve a afectar y vuelve a descansar.

Según el Centro de Predicción Climática (CPC) de la Oficina Nacional de Administración Marina y Atmosférica (NOAA), las condiciones descritas se han dado entre una y otra ‘Niña’, con una pausa de cuatro meses, entre junio de 2007 y marzo de 2009. y un período inactivo entre julio y octubre de 2008.

La más poderosa y peligrosa ‘La Niña’, ocurrida entre junio de 2010 y abril de 2012tienen un período de descanso de solo un mes, durante junio de 2011. Posteriormente, para los que comienzan en agosto de 2020, los dos meses restantes entre junio y julio de 2021, para luego volver a estar activos y permanecer allí hasta ahora.

El pronóstico del informe mensual sobre la situación de ‘La Niña’, publicado por el Centro de Predicción del Clima (CPC), dice que ahora se espera que este fenómeno cese este año entre julio y septiembre, pero volvió a activarse hacia octubre para volver a tomar fuerza a finales de año.

Este análisis predictivo de la NOAA mostró que en mayo la temperatura del Océano Pacífico, medida en varias partes de la superficie y debajo de la superficie, se mantuvo por debajo del promedio (27 grados centígrados). A esta situación se suma una anomalía en el comportamiento del viento, por lo que Los informes concluyeron que este fenómeno climático continúa.

Otro informe consultado con este blog, el de la Oficina de Meteorología (BOM) del Gobierno de Australia, es optimista, pese a señalar que el fenómeno de ‘La Niña’ desaparecerá durante este trimestre junio-agosto. El BOM también muestra que el cambio climático continúa afectando el clima australiano y global.

Los resultados sugieren que el clima en Australia ha aumentado su valor calorífico en alrededor de 1,47 grados durante el período 1910-2020. Australia del Sur, por su parte, y en la última década, ha reducido las precipitaciones entre un 10% y un 20% en el invierno (abril-octubre). Pero también, hay una tendencia hacia una mayor proporción de precipitaciones, con eventos de alta intensidad y breves, particularmente en el norte de Australia.

En contraste con este informe del BOM, la Organización Meteorológica Mundial (OMM), una entidad de la ONU, dijo que existe una alta probabilidad de que el fenómeno de ‘La Niña’ continúe hasta al menos agosto. Para hacer más pesimista la predicción, agregó que la previsión podría continuar hasta 2023.

Para Petteri Taalas, secretario general de la OMM, “el cambio climático, provocado por los humanos, está aumentando el impacto de eventos naturales como ‘La Niña’ y está afectando cada vez más a nuestros patrones climáticos, especialmente a través de condiciones más intensas de calor y sequía, respectivamente. el riesgo de incendios forestales, así como precipitaciones récord e inundaciones”.

Finalmente, el Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño (CIIFEN) ratificó el pronóstico de la OMM, indicando que en mayo se observó una anomalía fría (valores por debajo de lo normal) en la temperatura superficial del mar (TSM) en el Océano Pacífico central. Así, el pronóstico para el trimestre junio-agosto de 2022 prevé mayor probabilidad de condiciones de ‘La Niña’, que podrían continuar, al menos, hasta los dos primeros meses de 2023.

El informe de CIIFEN también agrega Se esperan precipitaciones para el mes de agosto por encima de lo normal en gran parte de Venezuela, en la costa y Amazonía de Colombia, así como en el norte y noreste de Brasil y en el extremo sur de Chile.

Se consultan las referencias de los informes meteorológicos

Centro de Predicción del Clima (CPC)

https://www.cpc.ncep.noaa.gov/

Oficina Nacional de Administración Marina y Atmosférica (NOAA)

https://www.noaa.gov/

Informe mensual sobre ‘La Niña’

https://www.cpc.ncep.noaa.gov/products/analysis_monitoring/enso_advisory/ensodisc_Sp.shtml

Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD)

https://portal.gestiondelriesgo.gov.co

Oficina Australiana del Clima (BOM)

http://www.bom.gov.au/climate/enso/#msdynttrid=D_M50wpXDGzGssHkEeQlUz4qpKYJrApToNYl8Jskibo

Organización Meteorológica Mundial (OMM)

https://public.wmo.int/en/media/press-release/stubborn-la-ni%C3%B1a-persists

Centro Internacional de Investigaciones sobre el Fenómeno de El Niño (CIIFEN)

(Visitado 8 veces, 8 visitas hoy)